El venezolano Jordi Javier Garrido Carrillo fue arrestado en el lugar de los hechos después de robar 10.000 dólares en una ferretería de San Juan de Lurigancho.

Según América Noticias, Jordi Javier Garrido Carrillo fue contratado por la ferretería hace unos días, pero fue despedido tres días después. Por este motivo, decidió volver y llevarse los productos más valorados.

Las cámaras de seguridad grabaron el momento exacto en que el sujeto subió la valla ayudado por su cómplice, que fue identificado como Julio Meléndez.

La PNP los capturó en un plazo muy corto, aunque sin los bienes. Sin embargo, señalaron que ya estaban buscando los bienes robados.

Hay que señalar que los dos detenidos admitieron que no era la primera vez, pero se negaron a revelar dónde se encontraban los bienes robados.

Durante el interrogatorio, el extranjero se quebró:

Sí, sólo estuve aquí unos pocos días, dos, tres días (trabajando en una ferretería). Tengo cuatro hijos